Habitaron Gigantes en la Tierra

martes, 10 de mayo de 2011

  • Gén 6:4  Había gigantes en la tierra en aquellos días,  y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres,  y les engendraron hijos.  Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre. 
  • Núm 13:33  También vimos allí gigantes, hijos de Anac, [raza] de los gigantes: y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos [también] a ellos. 
  • Deu 2:20  (Por tierra de gigantes fue también ella tenida; habitaron en ella gigantes en otro tiempo, a los cuales los amonitas llamaban zomzomeos; 
  • 1Sa 17:51  Entonces corrió David y se puso sobre el filisteo, y tomando el cuchillo de él, sacándola de su vaina, lo mató, y le cortó con él la cabeza. Y cuando los filisteos vieron su gigante muerto, huyeron. 
  • 2Sa 21:22  Estos cuatro le habían nacido al gigante en Gat, los cuales cayeron por la mano de David, y por la mano de sus siervos. 


Adam y Noah en la antigüedad hasta ahora

En los cinco continentes, se han descubierto restos arqueológicos de esqueletos humanos que demuestran que en la Tierra habitaron seres gigantescos. Además de desorientar a la comunidad científica, estos restos avalan lo que la escritura dice sobre “Los gigantes” con el paso del tiempo.


Huella fosilizada en la mítica región de los gigantes en España

La Biblia contiene abundantes referencias a una raza de gigantes que desapareció al principio de la historia humana. Los hebreos se referían a ellos como refaíms. "Allí nacieron los gigantes, los famosos desde la antigüedad, de alta estatura, diestros en la guerra. Pero no eligió Dios a éstos ni les dio a conocer el camino de la sabiduría, y así perecieron por falta de prudencia."En el Libro Primero de Samuel (17,4), leemos: "Salió de las filas de los filisteos un hombre llamado Goliat, de Gat, que tenía de talla seis codos y un palmo. Cubría su cabeza con un casco de bronce y llevaba una coraza escamada, de bronce también, de cinco mil siclos de peso."
Si traducimos las unidades empleadas, su estatura alcanzaría los 3,20 metros. La coraza pesaría 72,5 kilogramos.

"Og, rey de Basán, era el único que de la raza de los refaím quedaba; su lecho, un lecho de hierro, se ve en Rabat de los hijos de Ammón, de nueve codos de largo y de cuatro codos de ancho, codos humanos." Deuteronomio 3,11.

Según este texto, el último de los gigantes dormía en un duro lecho de 4,5 metros de largo por dos de ancho.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Andad Como Hijos de Luz © 2011 | Desarrollado por Lorena Paiba, Llevando La Buena Noticia de Nuestro Adón Yahshua Hamashiaj y la Bendita Torah de YHWH, ParaMiElohim